De luto la lucha social

Escrito por 2good2be4gotten 16-03-2018 en Derechos Humanos. Comentarios (0)

En las últimas horas fue asesinada Marielle Franco, una concejala de izquierda, activista y defensora de los derechos humanos, en Rio de Janeiro, Brasil.

Al leer la noticia, se puede confirmar eso que la clase política poderosa siempre ha tratado de esconder. No solo en Brasil, sino alrededor del mundo: todo aquel que se atreve a hablar en contra del régimen de paso, a criticar la corrupción y la politiquería de un país, estará condenado al peligro (o mejor, a la muerte).

Brasil es un país que en medio de su relativa prosperidad posee problemas graves de corrupción, de política y seguridad. En un país donde las problemáticas sociales abundan y donde la desigualdad prolifera, aún hay personas que guardan la esperanza de un algo mejor. Franco nació en la favela Mar de Rio, y sus esfuerzos estuvieron encaminados a luchar de la mano de las mujeres, los negros y los pobres (así, sin eufemismos). Por esta razón, reprochaba el gobierno y sus decisiones. Para nadie es un secreto que en el sucio juego de la política -en contra del verdadero propósito de ésta- se defienden intereses propios y se protegen a las mafias del poder. Ahora, imaginen a una mujer, de ‘pueblo’, negra, zurda y con una mano lo suficientemente potente para hacer temblar a los de arriba; por supuesto su cuidado no era prioridad para el gobierno.

A decir verdad, los políticos de linaje nacidos en una burbuja de privilegios o los que se dejan ganar de la megalomanía y el poder, pierden el interés en la gente del común y gobiernan para complacer a sus amistades. En conclusión, callar y bajar la cabeza tampoco es garantía de seguridad; y tal vez el alzarse en contra de las injusticias sociales y en pro de los que más lo necesitan, sea un riesgo inminente…pero solo así se llegará a un cambio.

Q.E.P.D Marielle Franco


Para leer la noticia completa:

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-43421621